c/ Ramón y Cajal, 12
Oropesa del Mar, 12594 CASTELLON (ESPAÑA)
Tel/Fax..: + 34 964 316104
e-mail: museodelhierro@telefonica.net     luiselvira@telefonica.net

 

HORARIOS

Horario de verano: 15 de Junio a 15 de Septiembre : de 10 a 14 y de 19 a 22 H
Entrada por Calle Pintor Sorolla.

Horario de Invierno: 16 Septiembre a 14 de Junio : de 09 a 15 H.
Entrada por Calle Ramón y Cajal.


La Mágica noche de San Juan ( noche del fuego en las tradiciones precristianas ) del 23 de Junio del 2001 fue inaugurado el Museo del Hierro, cumpliéndose de esta forma una vieja intención: que España contase con una instalación permanente que rindiera homenaje al arte de la forja, una de las grandes aportaciones de la cultura hispánica al patrimonio artístico de la humanidad.

El Museo de Hierro nació con el objetivo concreto; dar a conocer la historia de la forja a través de piezas artísticas realizadas durante los últimos 2500 años. Es, pues, su fin eminentemente didáctico, pero siempre bajo el punto de vista de la estética aplicada al hierro.


Centrada la colección en el arte europeo occidental y de forma especial en la producción hispánica, nació con los fondos recopilados por parte de su propietario a lo largo de sus mas de 20 años de actividad profesional en el mundo de las antigüedades.

La creación de una colección debe de responder a criterios específicos en función de los objetivos marcados, asimismo no debe de primar nunca la cantidad sobre la calidad. Uno de los problemas habituales del coleccionismo es la excesiva acumulación de piezas , lo que constituye no solo un gasto excesivo sino también una merma en la calidad del conjunto; por tanto, lo ideal es establecer un “numerus clausus” a efecto de incorporar de forma eficaz nuevas piezas de mayor rango en sustitución de aquellas que en función de su similitud aporten una menor visión del conjunto en la materia que se pretende.


Siguiendo los planteamientos anteriores, se ha formado la colección del Museo del Hierro, en el cual el elemento fundamental es la calidad artística de las piezas que la conforman, ya que la intención es mostrar el trabajo en el hierro bajo el punto de vista del objeto artístico, siendo pues el carácter utilitario y etnográfico de dichas piezas secundario, al entender que existen otros ámbitos donde estos aspectos están suficientemente representados.

La colección está formada por 500 piezas, abarcando el periodo comprendido entre el Siglo V antes de Cristo hasta nuestros días, por lo que se recogen en ella todas las técnicas y modas acaecidas en el mundo de la forja europea durante los últimos 2500 años.


Se inicia el recorrido con una visión de las producciones artísticas de la antigüedad; adornos, utensilios y objetos de uso personal celtas, íberos, romanos y visigodos.

El Periodo románico, autentico punto de partida del arte de la forja, se muestra a través de trabajos de cerrajería de gran calidad, donde la espiral, símbolo del periodo es indiscutible protagonista.

El Preciosismo gótico, tal vez el momento mas fascinante en la historia de la forja, se manifiesta a través de trabajos de enorme calidad técnica y artística. Cerraduras, llaves, clavos, rejas, arquetas, llamadores y un largo etcétera de maravillosos objetos componen el apartado dedicado al periodo comprendido entre el final del Siglo XII hasta principios del S XVI.


Bajo el reinado de los Reyes Católicos ( 1474 – 1516 ), un estilo profundamente español, el plateresco, unión entre las formas góticas y la nueva filosofía emergente del Renacimiento, es el punto de partida para una de las mas originales aportaciones de España a la historia del arte: La rejería.
De la producción rejera, el Museo del Hierro cuenta con una espléndida colección de mas de 60 piezas donde están representadas todas las formas y tendencias conocidas en la historia del hierro hispánica.

 


Es, sin duda, el hierro le materia con cuya forma mas se ha experimentado a través de los siglos. La manera de trabajarlo establece la pauta fundamental en su resultado; el herrero no puede tocar el material con sus manos, ya que este debe de permanecer incandescente para poderlo trabajar. Así mismo el forjador trabaja con varillas casi exclusivamente. Esto obliga a utilizar combinaciones geométricas como elemento principal en la elaboración de la obra. Esta peculiaridad hace del hierro el gran laboratorio de las formas, sin que la magnitud de la pieza influya en el resultado final de la misma. Por lo tanto existe un mundo de investigación a través de las piezas de pequeño formato, útiles de cocina, objetos de uso personal y elementos decorativos, que han constituido desde tiempo inmemorial un área de experimentación formal para aplicarlas posteriormente a realizaciones de mayor envergadura.


El Museo del Hierro dedica una especial atención a estos trabajos de pequeño formato, habitualmente poco apreciados, pero que constituyen sin duda alguna el germen de lo que llamamos el gran arte de la forja.

Es, pues, el Museo del Hierro un espacio diseñado en su conjunto para dar a conocer un área de las arte decorativas no suficientemente estudiada, que nace con vocación de impulsar el conocimiento y desarrollo de este material singular, tan útil e importante en la historia de nuestra civilización.

 


El Museo del Hierro se encuentra situado en el bello casco antiguo de Oropesa del Mar. Cuenta con cafetería, tiendas, galería de arte y antigüedades, y una amplia terraza jardín con hermosas vistas al mar y la montaña.


( Hay siete clases de metales; oro, plata, cobre, electro, estaño, plomo y el hierro, que a todos domina ).
ISIDORO, Etimologías, XVI, 17.